Ricardo Fort: gastos millonarios, novias inventadas y una carrera vertiginosa que desembocó en su muerte

“Yo me voy a morir joven”, solía repetir. Y fue la profecía autocumplida: el 25 de noviembre de 2013, pocos días después de haber celebrado apenas 45 años, Ricardo Fort falleció dando comienzo a la leyenda de El Comandante. Había logrado lo que más deseaba en la vida que era triunfar en los medios y ser amado por el público. Sin embargo, en su afán de trascender, descuidó ni más ni menos que su salud. Y el éxito le duró menos de lo que nadie podía haber imaginado.

A ocho años de su fallecimiento, Infobae presenta Ricardo Fort, el hombre detrás del show, un documental que indaga sobre los secretos del excéntrico millonario que, al día de hoy, sigue generando polémica. El primer capítulo, El imperio Fort, cuenta con lujo de detalles cómo se creó la fábrica de chocolates FelFort, fundada por el abuelo del mediático, Felipe, pero potenciada por su padre, Carlos, quien logró forjar una verdadera fortuna familiar.

El capítulo dos, La explosión en la TV, muestra los años de mayor explosión del chocolatero, luego de que en el 2009 debutara en ShowMatch y se convirtiera en una de las figuras más controvertidas de la pantalla. Sus novias “para la tribuna”, su séquito de guardaespaldas y su obsesión por el físico tenían una única finalidad: lograr la fama. Y Ricardo cumplió con ese objetivo en tiempo récord.

El tercer capítulo, Fama, lujo y excentricidad, refleja su desfachatez a la hora de mostrar su relación con el dinero. Y es que ésta fue una de las características que más atracción y rechazo generó en el público. Pero lo cierto es que, mientras algunos consideraban que era de mal gusto semejante ostentación de riqueza por parte de Ricardo, a otros les causaba verdadera fascinación verlo disfrutar de un estilo de vida sólo alcanzable para unos pocos.

El capítulo cuatro de esta producción, Los hijos y sus otros amores, da cuenta de su profundo deseo de convertirse en padre, algo que finalmente se concretó en el año 2014 cuando, mediante el método de subrogación de vientre, nacieron los mellizos Felipe y Martita. Pero además, repasa el historial amoroso de Ricardo, desde su más tierna juventud hasta sus últimos días.

Finalmente, el capítulo cinco, El adiós, habla de sus malestares físicos, los fuertes dolores que lo atormentaron en los últimos, su adicción a la morfina y la muerte prematura, que lo sorprendió cuando había alcanzado el éxito artístico con el que Ricardo siempre había soñado.

Aunque él hubiera querido una despedida multitudinaria, su familia optó por un sepelio íntimo en el que solo unos pocos pudieron darle el último adiós. No obstante esto, el país entero lo lloró. Y, lejos de olvidarlo, lo mantuvo siempre presente con sus videos, sus frases, sus ocurrencias y hasta sus peleas, muchas veces sin razón. Si logró ser feliz o no, pocos podrían asegurarlo. Pero lo cierto es que Ricardo consiguió trascender que era, ni más ni menos, lo que él se había propuesto en la vida.

Producción periodística y entrevistas del documental Ricardo Fort, el hombre detrás del show: Nancy Duré y Nieves Otero

SEGUIR LEYENDO:

De promesa del hockey y medallista a niñera de Martita y Felipe: Marisa López, la mujer que eligió Ricardo Fort

Una reunión a solas y un reloj de 70 mil dólares: la historia detrás de la foto viral de Diego Maradona y Ricardo Fort

Las fotos retro de Ricardo Fort en un boliche que se viralizaron en las redes sociales

Seis curiosidades de Ricardo Fort que desconocíamos, o ya habíamos olvidado

#FOLLOW US ON INSTAGRAM