El Ministerio de Educación evalúa cómo se implementará la intensificación de la presencialidad en las aulas.

De acuerdo a las modificaciones al protocolo aprobadas por el Consejo Federal de Educación, en San Luis se empieza a trabajar para la implementación local.

 

Tras la aprobación de la Resolución CFE N°400/2021 por decisión mayoritaria en el Consejo Federal de Educación, en San Luis se comienza a trabajar respecto a cómo y cuándo se implementarán estas flexibilizaciones que supondrán una intensificación de la presencialidad en las aulas, sin descuidar medidas de seguridad vigentes, como el uso del tapabocas y alcohol en gel, ventilación, tomar la temperatura en el ingreso de la escuela y la trazabilidad.

 

Para esto se llevarán a cabo distintas reuniones con los gremios docentes, el Ministerio de Salud y el Comité de Crisis, a los fines de realizar los cambios en el protocolo provincial para las clases presenciales en la educación obligatoria.

 

Las modificaciones aprobadas tienen que ver con una firme convicción de que los establecimientos educativos puedan garantizar la presencialidad plena, bajo tres escenarios posibles:

 

– Condición óptima: En el caso de que las escuelas puedan asegurar la presencialidad completa manteniendo un distanciamiento físico de 1.5 m entre estudiantes, sin dejar de ventilar, asegurando el uso de mascarillas y la higiene de manos. Para mantener esta distancia es necesario aprovechar al máximo el mobiliario escolar en toda su extensión.

 

– Condición admisible: Solo en el caso de que no sea posible asegurar el distanciamiento de 1.5m para una presencialidad plena, se tomará una distancia física de 0.90m entre estudiantes en las aulas, manteniendo el requerimiento de 2m en los espacios comunes y con el cuerpo docente. En este caso, aumenta el requisito de ventilación, no solamente manteniendo abiertas ventanas y puertas, sino incrementando el tiempo de ventilación entre clases.

 

– Excepciones: Solo para los casos en los que no sea posible mantener un distanciamiento físico de 0.90m entre estudiantes y permitir una presencialidad plena bajo esta condición, se podrá mantener una distancia mínima de 0,50m. Las excepciones podrán aplicarse en contextos de bajo y medio riesgo epidemiológico y con adecuada cobertura de vacunación en la población general.  En el caso de que el riesgo epidemiológico pase a ser alto, no se podrán establecer estas excepciones.

 

Del mismo modo, estas excepciones deberán ser acompañadas de las siguientes medidas obligatorias: mantener e incrementar el resto de las medidas de prevención; la distancia mínima entre estudiantes será de 0.50 m; la distancia entre estudiantes y docentes, así como entre docentes, se mantendrá en 2 m; el distanciamiento en zonas de uso común, no podrá ser menor a los 2 m.

 

ANSL

Post a Comment

#FOLLOW US ON INSTAGRAM